6-LA INSTITUCION EDUCATIVA EN LEON ( SEMINARIO MENOR Y MAYOR DIOCESANO, EPISCOPAL Y CONCILIAR DE SAN ISIDORO Y SAN FROILAN DE LEON)

  Relatos para evocar en el recordar de la escalada cadena memorial.
 Percepciones anilladas para reflexionar, oxidadas en el tiempo del río fluvial y en el aire del destino personal.
 Trémulo respeto para el posterior caminar, trémula flor primaveral en ferrosa cimentación basal.
 Visión fugaz en el tiempo lineal,otrora eternal.
 Inconsciente crecimiento corporal en aquel blanco palomar floreció en una primavera octogonal y anual, en campo de horizonte transcendental, regado con agua sacramental bajo el sol institucional.
 Un viento silencioso sacerdotal ventea la semilla episcopal, allá en el seminario episcopal y diocesal, dominando la ciudad  desde el alto palomar.
 Puntualidad ante la acción, disciplina en la realización,obediencia en la reglamentación, memorización en la educación,
oración, devoción y vocación.
-Relataré el recuerdo que almaceno en la memoria de aquella educativa migración del pueblín al pueblón, así como la percepción y reflexión de la institución que me cobijó en León entre los años 1959-1967.
"Fue nido migracional en la provincia diocesanal,

 planificado, construido y organizado por el poder episcopal  conforme a las órdenes de la reunión conciliar que, de Trento, fue semilla germinal.
 Mil palomas cobijó el gran nido albar durante muchos años de cualquier vendaval.
  Llegamos a él en vuelo inmigracional, buscando alpiste educacional y sacerdotal,
  nos fuimos, poco a poco , en bandada emigracional a un clima ignoto y secular en la estación  estival.
  ¡Triste y sólo se quedó el palomar!.
 Los "Pipis" han aprendido a volar.
  Llegamos juntos en un escarabajo autocar,
  salimos solos en pie particular.
  Ciento diez palomas volaban cada año del palomar, cien venían a reemplazar.
  ¿Cuántas palomas hay hoy en el palomar , si en aquel tiempo esto era regular?..."
-A mediados del siglo XVI se celebró un Concilio en Trento con el objetivo de reformar ciertas estructuras de la Iglesia Católica, entre otras estaba la de formar el clero diocesano, ya que anteriormente existían intereses políticos y económicos de los poderosos en su formación y profesión.
 El Concilio de Trento queria fortalecer a un clero inculto y partidísta frente al Protestantísmo alemán. Crea la obligatoriedad del Seminario en la diócesis y regula el celibato sacerdotal como requisito imprescindible, la capacitación para la conducción de la liturgia romana , conforme a las normas del Concilio, el uso de latín, la hermenéutica de las Escrituras, los sacramentos, el derecho canónico y el canto gregoriano.
 Se establecen Órdenes Menores y Mayores, desde el ostiario al obispo, pasando por el lector, exorcísta, acólito, subdiácono, diácono, presbítero y obispo. Esta estructura duró hasta mediados del siglo XX (cuatro siglos)-Concilio Vaticano II (1959-1965), en el que desaparecen las órdenes menores, se usan las lenguas vernáculas y su objetivo es la formación de pastores del Jesús y Buen Pastor.
 Desde el Concilio de Trento, pues, se organiza la Institución del Seminario regular, formada por:
-Un Rector, sacerdote que rige el Seminario, los estudios y selecciona a los candidatos según los imprescindibles requisitos: Ser varones, tener recta intención hacia el sacerdocio, ser voluntario, capacidad moral e intelectual, salud física y psicológica, disponibilidad hacia el celibato, ser católico, bautizado, confesado, comulgado y confirmado.
-Un Prefecto de Estudios que organice los estudios filosóficos (bienio) y teológicos (cuatrienio).
 Los seminarios menores son centros educativos para menores de edad con finalidad sacerdotal, enseñanza secundaria que cumpla los requisitos de una enseñanza laica oficial, pero orientada al camino ministerial sacerdotal. Las órdenes religiosas tienen los mismos requisitos en formación y organización y también dependen del obispado: Jesuitas, Salesianos, Dominicos y Franciscanos. Otros cargos son: El Director Espiritual escucha, orienta y acompaña las inquietudes de los estudiantes, un Vicerrector, Secretario, Ecónomo, Prefecto de Disciplina y Bibliotecario.

Mariano Álvarez