Peletero Artesano

Lana protectora: aislante para el cuerpo y la casa
La lana es un aislamiento natural. Protege del frío como una capa protectora. Este es el sistema que justamente protege tanto a las ovejas.
La lana calienta en invierno y se fresca en verano. Sus propiedades aislantes harán que conservamos nuestro calor corporal. También es capaz de absorber la humedad del aire para generar calor.
Estas mismas propiedades aislantes son aplicables en la estructura de nuestra casa. En este sentido la lana de oveja es uno de los aislamientos que cumplen mejor los criterios de conductividad térmica, resistencia térmica, resistencia al fuego y la que tiene menos impacto ambiental a la vez de producirse como material.

Diferencias entre la lana natural y la lana sintética
Las fibras sintéticas quizás son un poco más ligeras, pero en contacto con la piel se vuelven húmedas, huelen muy rápidamente y son altamente inflamables.
En el caso de la lana, las fibras son gruesas y por lo tanto calientan. Son lanas que tienen presencia en nuestro cuerpo debido a su consistencia y peso. Las fibras naturales son de fácil mantenimiento, transpirables y sin olor cuando se ensucia.
Asimismo las fibras naturales son renovables y biodegradables. Su proceso de producción es muy sencillo! Tienes un rebaño de ovejas, las alimentas con pastos de alta montaña y les das agua cristalina. Un proceso muy diferente que la producción de fibras de síntesis química, no os parece?

 

 
 
 
Clika Play para ver el video