Estanquero
 
 
En España había dos estancos mayores: sal y tabaco, y varios estancos menores: aguardiente, salitre, azufre, pólvora, plomo, antimonio, mercurio, bermellón, goma laca, juegos de naipes y papel sellado.
 
Empaquetado de tabaco y puros hechos a mano.

Las expendedurías de tabaco y timbre del Estado suponen una fuente de ingresos de vital importancia para el Estado español.